Polonia II_Varsovia, Gdansk

Amanecemos en Varsovia a -26 ºC y los próximos tres días nos disponemos a descubrir esta ciudad y a terminar nuestro viaje en Gdansk. Si Cracovia es la ciudad con más historia de Polonia, Varsovia es el centro cultural del país y Gdansk uno de sus motores industriales.

Para iniciar nuestra visita nos subimos en uno de los antiguos tranvías de la ciudad para llegar al “Parque Lazienki”; y desde el interior observamos como Varsovia es una ciudad de contrastes muy marcada por su historia reciente. Así pues, desde nuestro viejo transporte vemos el casco histórico que fue totalmente reconstruido después de la guerra  y donde hay ejemplos muy interesantes como “El palacio Lazienki”. Por otro lado, de la época comunista destacamos “El Palacio de Cultura y Ciencia” y la monumental arquitectura realista socialista. Por último, en cuanto a la época democrática hay que destacar entre otros “El edificio Metropolitan” de Norman Foster, el“Museo del Alzamiento de Varsovia” o el caso del “Estadio nacional de Polonia” para la Eurocopa, el cuál destaca por sus colores rojo y blanco símbolo del país.

El próximo día viajamos hacia Gdansk, pero más que viajar el término que debemos usar es el de desplazarnos, ya que los rápidos medios de transporte han reducido sensiblemente los tiempos de trayecto, y en consecuencia han reducido la posibilidad de descubrir parte del país. Gdansk fue la mejor manera de terminar el viaje, se trataba de la ciudad menos importante de las tres pero resultó ser la más interesante. Con el paso de las horas uno se da cuenta de que la diferencia más importante con las otras dos es la relación con el mar. El río “Motlawa” totalmente congelado a su paso por la ciudad hace que sea lo más impresionante de la visita, y esto nos da una señal de la importante relación que tiene la ciudad con el mar.

Un ejemplo de esa relación es el nuevo estadio de fútbol, “El Gdansk Arena”; los “arquitectos RKW” quisieron hacer una referencia al pasado de la ciudad y el edificio se asemeja a una pieza de ámbar, material de suma importancia para la ciudad. Así pues, su fachada refleja un tono rojizo y las formas curvas establecen una similitud con la famosa piedra. A su vez, también hicieron alusión al pasado pesquero de la ciudad y la estructura de todo el estadio está formada por una serie de “cuadernas” como las que tienen los barcos en su interior.

Se hace tarde y el viaje se termina pero como última reflexión, muchas veces intentamos buscar en los viajes, las obras de los grandes arquitectos para captar su inspiración, pero el caso de Polonia es distinto ya que tiene pocas de esas “maravillosas” obras que nos contaban en la escuela. Aún así, lo interesante no son esas maravillosas obras de las que nos hablaban sino las que nosotros descubramos y las que nos hagan sentirnos arquitectos y por eso mismo Polonia y en especial Gdansk nos ha sorprendido gratamente.

a+castrovázquez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s