El ejemplo del cerezo

Consideremos el caso del cerezo: miles de flores se transforman en frutos para pájaros, humanos y otros animales, para que el hueso pueda, eventualmente, caer al suelo, germinar y crecer. ¿Quién, contemplando el suelo cubierto de pétalos de cerezo exclamaría, quejumbroso: “¡Cuánta ineficiencia y desperdicio!”? El árbol hace numerosas dlores y frutos sin agotar su entorno. Una vez caídos sobre la tierra, sus materiales se descomponen y se rompen en nutrientes que alimentan microrganismos, insectos, plantas, animales, y al propio suelo. Aunque es verdad que el árbol fabrica su “producto” en numero mayor de lo que necesita para su propio éxito en un ecosistema, esta abundancia ha evolucionado (a lo largo de millones de años de prueba y error, o, en términos de empresa, de I+D) para servir a numerosos y variados fines. De hecho, la fecundidad del árbol alimenta prácticamente a todo lo que tiene alrededor.

¿Cómo seria el mundo construido por los humanos si lo hubiese producido un cerezo?

Realmente suena a cuento toda esta historia, pero se trata de una interesante reflexión, extraida del libro “cradle to cradle: rediseñando la forma en que hacemos las cosas”. El libro hace un análisis sobre el modo en el que funciona nuestra industria. Como el sistema está basado en el sistema de diseño, “cradle to crave” de la cuna a la tumba. Y es cierto que en el mundo se producen muchos residuos, y todo cambiaria, is esos residuos que hoy generamos, fueran útiles para otros usos.

El objetivo del libro es reflexionar sobre lo que es la eficiencia y la efectividad. Es muy interesante ser eficientes en los consumos de los edificios y la industria, pero como el autor dice, “lo menos malo, no es bueno”. Pues aunque se produzcan menos emisiones, y se consuman menos recursos se sigue haciendo. Seria interesante aprender de la naturaleza y ver como todos los ciclos son completos, sin agotar los recursos, sino al contrario.

La verdad que la lectura de este libro hace que uno abra un poco la mente. Con la tecnología y los conocimientos que hay hoy en día seguramente sea factible crear ese tipo de productos como el cerezo. Lo que si conllevan es un desarrollo mas minucioso y trabajo, pero debe sr un objetivo, que un edificio produzca su propia energía y genere más de la que consume. Es lo que ellos denomina “The Next Industrial Revolution!” Os adjunto un video de uno de los dos autores hablando sobre este concepto. Es un poco largo, pero a mi por lo menos me parece interesante.

a+ ielizalde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s