¿Y ahora qué?

Ya ha pasado el 14 de Julio en Pamplona, ya se han terminado los sanfermines y la ciudad intenta volver a la normalidad. Pero eso no es así de fácil, hasta el 1 de agosto la actividad en la capital navarra es casi nula, y a partir de ahí ira retomando poco a poco hasta que el día 1 de septiembre la actividad esté al 100% o casi.

Y es algo comprensible, la ciudad se prepara todo el año para el día 6 de Julio, el día de la alegría, de la emoción y donde tras explotar un cohete a las 12:00 hay que dar paso a unos días de fiesta y desorden. Y es que viene hasta bien que durante 7 días al año uno desconecte de sus preocupaciones. Aunque luego, ocurre como a la misma ciudad, cuesta retomar el ritmo.

Más aún en mi caso particular, después de 26 años teniendo más o menos claro que pasará después del 14 de julio, en este año me queda la difícil tarea de buscar trabajo. Y realmente levantando la vista y viendo el panorama actual, me recuerda el último acto de los sanfermines: ¡Pobre de mí!

Pobre de mi, porque estamos en un momento en el que buscar trabajo parece una odisea, y más de arquitecto y no digamos ya si queremos el trabajo soñado de cuando empezábamos la carrera allá por el 2004. Pero si algo me ha quedado claro después de cursar el máster, es que trabajo hay, y no hay que quedarse tumbado, sino moverse y buscarlo.

El problema es por donde empezar, no se oye que se mueva nada, y menos aun con los hachazos que está pegando el gobierno, obligados por la Unión Europea. Así que casi es mejor echar la vista al frente, y ver que pasos son necesarios para encontrar un buen trabajo. Centrarse en lo importante que es esta tarea, y el esfuerzo que requiere.

Y es que no estoy en paro actualmente, sino que debo ser consciente de que mi trabajo es encontrar uno. Y el sueldo, actualmente ninguno, pero en las ganas que ponga estará el punto de inflexión. Es como me decía recientemente un conocido, en encontrar trabajo hay más de 800.000 euros en juego, pues puede que sea para toda la vida.

Y ahora mismo no tengo mucha energía para buscarlo, pero algo tengo claro, tengo que coger este trabajo con la ilusión que un pamplonés como yo coge el día 6 de Julio. La ilusión recorre todo el cuerpo, y una sensación de que te comes el mundo, que todo te va a ir bien te da una gran seguridad. Así que ahora estoy en ello, volviendo a cargar las pilas para vivir como si fuese 6 de julio cada día mientras busque trabajo.

El primer síntoma, es que después de tomarnos un tiempo para pensar, hemos vuelto, con ganas de luchar por esta profesión y seguir transmitiendo nuestra propia aventura por ella. Y los hachazos nos afectan a todos, pero prometemos una publicación semanal de aquí al uno de septiembre, que haya pasado el periodo estival y podamos contar con más colaboradores. Y sobretodo espero avances importantes en mi actividad laboral.

a+ ielizalde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s