Recordando a Miralles

A la hora de elegir grandes arquitectos españoles, la lista puede hacerse interminable, pero seguro que en todas las posibles selecciones, el nombre de Enric Miralles será uno de los que no faltará nunca. Su prematura muerte, a los 45 años, probablemente ayudó a mitificar a este arquitecto brillante, de mente privilegiada, que pese a su juventud llego a lograr una madurez en su obra inusual en arquitectos de esa edad.

Entre su obra destacan muchos edificios conocidos. Tanto en España, como en el extranjero, edificios como el mercado de Santa Caterina de Barcelona, el cementerio de Igualada, el parlamento de Escocia o la escuela de música de Hamburgo son un claro ejemplo de ello. Obras fácilmente identificables, de un estilo concreto y muy personal.

Pero llegado a este punto, me gustaría compartir con vosotros una propuesta suya que no se llegó a construir, pero que quizá está dentro de sus obras más significativas. Me refiero a la facultad de arquitectura de Venecia. Como muestra, las siguientes imágenes. En ellas se puede apreciar el proceso proyectual en las distintas propuestas que Miralles realizó en la ciudad de los canales.

a+propuesta 1

Situado en una antigua fábrica abandonada dentro del archipiélago de islas que forman Venecia, Miralles se proponía mantener la fachada de la fábrica, a modo de envolvente, conteniendo en ella los diferentes cuerpos, como si fueran piedras naturales abrazando un espacio público abierto. La propuesta, aparentemente caprichosa, estaba sustentada en  un programa muy estudiado basado en las circulaciones.

Pero esta primera propuesta, no era sino, la base para evolucionar. En las sucesivas propuestas la plaza central cambió de orientación buscando una relación más directa con los talleres situados al otro lado del canal y la fachada más representativa busco la orientación hacia el canal principal, el contacto con el mar.

a+propuesta 2

Aun así, enfermo ya, dio otra vuelta al proyecto, derivando a un proyecto más formalista, buscando continuidad entre bloques y manipulando la antigua fachada, en el lado opuesto, para convertirla en la referencia del proyecto al convertirse en una distinguida máscara veneciana.

a+propuesta 3.1

En mi opinión, tal vez, esta última propuesta no es la más atractiva, y quien sabe, si su temprana muerte nos impidió ver una futura evolución de ella e incluso haberla podido disfrutar una vez construida. Pero mas allá de estas consideraciones, no deja de ser interesante poder repasar el proceso creativo de un genio de este nivel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s