STOP DESAHUCIOS

Articulo 47

“Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación…”

Ahora que los desahucios han aumentado notablemente, la vivienda social ha bajado su producción y los jóvenes no son capaces de emanciparse antes de los 30 tantos, me gustaría hablar del tópico de la vivienda.

Estrechamente ligada a la historia de la arquitectura la verdad es que la vivienda poco ha evolucionado desde el segundo CIAM en 1929 y el Existenzminimum. Como arquitectos la pregunta es obligada, porque la vivienda actual sigue los estándares definidos hace ya casi 100 años.

Lo que más me preocupa de la vivienda en la actualidad es su rigidez. La vivienda está demasiado influenciada por un usuario tipo, que responde a la configuración de Familia tradicional interpretada por las religiones dominantes. La realidad es que este usuario tipo ha dejado de existir. El hombre contemporáneo ha cambiado por completo sus necesidades y costumbres pero desafortunadamente la arquitectura de lo domestico sigue en sus trece.

Uno de los determinantes a destacar en la nueva vivienda es el tiempo, factor que me parce muy complicado de resolver, pero absolutamente irrenunciable. Es destacable como la arquitectura popular ha sabido interpretar este factor, sin necesidad de un profundo análisis. La tipología de favelas es un gran ejemplo de ello. Casas ligadas directamente a necesidades del momento, dispuestas a crecer y modificarse en cuando las necesidades del usuario así lo dicten.

Ligado a este discurso está el proyecto Elemental del chileno Alejandro Aravena, donde se percibe la vivienda como algo progresivo o inacabado. El equipo de chileno promovió la participación del usuario y no quiso renunciar a la diversidad. Otra de las cosas que más me interesa de este proyecto es su relación con la auto-construcción y la manera que tiene el hombre de domesticar lo que le rodea. La transformación de lo que rodea al ser humano para poder hacer de ello algo propio y dotarlo de una identidad que es reflejo del individuo.

201303 - 18 Deshaucios

Pero no es solo labor del arquitecto fomentar la movilidad dentro del parque de vivienda disponible. El alto número de viviendas en propiedad de nuestro país y una anticuada legislación dificultan mucho el cambio de usuario en la vivienda. Las nuevas edificaciones deberían pues tratar de responder a las necesidades del individuo contemporáneo. La diversidad de tipologías, la temporalidad son factores importantes y el sentido de lo comunal sin duda alguna enriquece las posibilidades de una vivienda.

201303 - 18 Deshaucios2

Me gustaría pues pedir un cambio de actitud frente a lo que nuestra constitución define como un derecho fundamental. Probablemente un mercado más intervencionista podría facilitar el cambio de usuario y conseguir un mejor reparto de la vivienda de tal forma que sea el usuario el que cambie. Porque para vivir solo no hace falta tener 5 habitaciones y 120m2.

Jon Ander Mendiola

Desde aplus queremos agradecer que Jon Ander se haya animado a compartir esta reflexión sobre un tema tan de actualidad, espero que siga animandose alguien a compartir sus reflexiones sobre arquitectura y todo lo que engloba. ¡Muchas gracias Jon Ander!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s