Polonia I_Cracovia, Varsovia

Viajar a Polonia en plena ola de frio igual no es la mejor opción para visitar un país, y aún más cuando la puerta del avión no cierra por problemas de congelación; pero desde “aplus” le ponemos buena cara al mal tiempo y nos atrevemos con el viaje.

El primer problema cuando se organizó el viaje a Polonia, fue la escasa información que se encontraba sobre la arquitectura Polaca. Hasta el año en que estalla la 2ª Guerra Mundial el país seguía las misma influencias que todo Europa, pero después de finalizar la guerra y de que el país cayera en el bando soviético toda la arquitectura ha tenido una clara influencia comunista. Ha sido con la caída del muro de Berlín en 1989, cuando Polonia empieza abrirse al mundo y eso también tiene su reflejo en la arquitectura.

Por lo tanto el viaje a Polonia se planteó como un continuo “callejeo” donde descubrir todo lo que nos permitiera la maravillosa compañía de -18º de temperatura. Cracovia fue nuestra primera visita, el casco histórico de la ciudad (Stare Miasto) fue declarado patrimonio de la humanidad en el año 1978. Empezamos en la plaza del mercado, donde visitamos la “Lonja de los paños” y la “basílica de Santa María”, desde allí decidimos bajar al sur hacia la Colina de Wawel donde se encuentra el castillo y la catedral.

Alternado el paseo con cafeterías de la calle “Grodzka”, nos encontramos la primera sorpresa; un proyecto de un estudio polaco para unas oficina de turismo y exposiciones. El proyecto se plantea como una reinterpretación de los materiales del casco histórico para integrarse con la arquitectura histórica de la zona. Os dejamos la página del estudio que hizo el edificio ya que nos pareció interesante señalar lo que se hace hoy en día en Polonia

http://www.ingarden-ewy.com.pl/

Continuamos nuestro paseo por la ciudad y en paralelo al río Vístula rodeamos la Colina de Wawel hasta que llegamos al antiguo Gueto de Cracovia, famoso desgraciadamente por la 2 Guerra Mundial y en el cual se rodó la película de Steven Spielberg “La lista de Schindler”. Si bien el barrio mantiene su carácter en cuanto a su estructura y a sus edificios, las plantas bajas se han convertido en cafeterías, restaurantes y pubs con un carácter totalmente distinto al de sus exteriores. De nuevo en otra cafetería nos resguardamos del frío y nos disponemos a organizar la visita a Varsovia.

Al día siguiente por la noche llegamos a nuestro segundo destino y en cuanto salimos por la boca del metro, el cambio fue repentino; ante nosotros una mezcla de “Comunismo y capitalismo”, de “Pasado y presente” estábamos en el corazón de Varsovia. Enfrente de nosotros uno de los edificios de la época comunista, el “Edificio de Cultura y Ciencia” que Stalín “regalo” a la ciudad de Varsovia y que actualmente convive junto a las nuevas torres de la época democrática.

Esta visión nos plantea Varsovia como una ciudad de contrastes y donde lo nuevo se mezcla con lo viejo, pero se hace tarde y el termómetro marca -26 grados, así que vamos a buscar el albergue para descansar y cenar auténtica comida polaca como son los “bigos” y “pierogis” ¡Hasta mañana “Warsovia!.

a+ castro vazquez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s